Mantenimientos informáticos

Introducción

Quizá por la coyuntura económica o quizá por un mal asesoramiento, las empresas, y sobre todo las empresas españolas, no están invirtiendo en tener la infraestructura IT de su empresa en un estado óptimo, lo cual es un error de una magnitud descomunal, una infraestructura en mal estado disminuye el tiempo de trabajo efectivo y por lo tanto el rendimiento de los empleados, ocasiona incidencias de un coste muy elevado, provoca pérdidas y fugas de datos, aumenta el estrés de los empleados y puede llegar a paralizar la empresa.
Es como quien va al dentista tras años y por no llevar un mantenimiento tiene que enfrentarse a unas facturas astronómicas y perdidas definitivas de dientes…
El gasto en mantener la infraestructura IT no se puede esquivar, los equipos se vuelven obsoletos y se deterioran, surgen fallos y problemas y hay que ir solucionándolos, de lo contrario la empresa será cada vez menos funcional y menos operativa.

Servicios IT críticos para la empresa

  • Antivirus Actualizado: Imprescindible para garantizar la seguridad de cualquier red de ordenadores.
  • Cortafuegos bien configurado: Garantiza la seguridad de su red interna frente al exterior.
  • Comunicaciones / Red interna: Rápidas, fiables y seguras con la mejor relación calidad/precio.
  • Acceso a internet bajo control: Acceso a internet de forma segura y controlada. Maximiza el tiempo de trabajo al evitar distracciones
  • Correo electrónico: Optimización del servicio de correo electrónico. Imprescindible para la empresa de hoy día
  • Servidores: Garantice la disponibilidad de sus servidores –ALTA DISPONIBILIDAD- y maximice su rendimiento
  • Backup: La correcta gestión de sus copias de seguridad garantiza la continuidad de su negocio
  • Configuración de seguridad de acceso a datos: El acceso a los datos debe ser configurado de tal forma que solamente las personas autorizadas puedan verlos, copiarlos, modificarlos, eliminarlos… evitar las fugas de información es uno de los aspectos más descuidados y a la vez mas importantes.
  • Impresión y escaneo: Tanto imprimir como escanear son vitales y pueden dejar la empresa paralizada
  • Velocidad de equipos de trabajo: Un equipo de trabajo ralentizado, tanto por obsolescencia de sus componentes como por un estado precario del sistema puede producir una pérdida de trabajo efectivo disminuyendo el rendimiento y aumentando notablemente el estrés de los empleados (¡OJO!)

Infraestructura en estado óptimo

CONCLUSION: LA INFRAESTRUCTURA INFORMATICA DE LA EMPRESA DEBE MANTENERSE PLENAMENTE OPERATIVA Y CUIDADA PARA MANTENER NO SOLO EL FUNCIONAMIENTO DE LA EMPRESA, SINO TAMBIEN EL RENDIMIENTO DE LA MISMA EN UN ESTADO OPTIMO

  • Reduce los tiempos de inactividad de los empleados aumentando la productividad.
  • Interrupciones lo más cortas posibles nos proporcionan una alta disponibilidad de acceso a los recursos: impresión, datos, programas…
  • Mantiene los costes bajo control sin grandes sobresaltos

Esto se logra con:

  • Configuración apropiada de puestos de trabajo y servidores, que deben ser adecuados para un trabajo fluido
  • Correcta configuración de la red de comunicaciones de la empresa, tanto interna como externa.
  • Correcta configuración de los equipos de impresión y escaneo
  • Adecuada Infraestructura IT de la empresa :
    • Control de usuarios y permisos, Cortafuegos, antivirus – Seguridad
    • Aplicaciones corporativas y de ofimática
    • Correo, datos y copias de seguridad
    • Gestión de licencias y garantías (Inventario)
    • Documentación

Como llegar al estado óptimo

  • Primera Visita: Se recaba información, Número y estado de los equipos, de la red, de los servidores, lista de empleados con acceso a cada equipo, aplicaciones que utiliza cada uno, datos a los que debe acceder cada uno, etc.
  • Elaboración e implementación de un plan de contingencia: Se elabora una batería de medidas para implementar correctamente la infraestructura IT de dicha empresa.
    Tras llegar a un acuerdo las medidas aprobadas son implementadas dejando la empresa en un estado óptimo.
  • Mantenimiento preventivo: Ese estado óptimo no es perpetuo, tanto el software como el hardware son afectados por el desgaste y otros factores, hay que revisar periódicamente que nuestra implementación no pierde su estado óptimo y realizar cambios de discos, formateos, etc. Cuando nosotros planifiquemos y no cuando el equipo nos deje tirados (que suele ser en el peor momento). Como un general que revisa sus defensas, tenemos que estar seguros de que antivirus y copia de seguridad están actualizados
  • Mantenimiento correctivo: Cuando algo falla es preciso solucionarlo para volver a ese estado óptimo, sustituyendo componentes, reconfigurando, etc.
  • Manteniemiento evolutivo: Con el tiempo van apareciendo actualizaciones y mejoras cuya implementación debe ser analizada
  • Soporte: Las dudas de los empleados en lo que a utilizar cualquier elemento de la infraestructura deben ser resueltas